miércoles, 26 de noviembre de 2008

Mas que mil palabras

Pasaban sin mirar los días, pasaban con rigor los años,
el frío se ha quedado en mis huesos, el sol se escondió en el antaño.
Los jóvenes no han regresado, nunca preguntaron mi historia,
mi casa ya no es papel blando, mi casa es la calle Victoria.

El frío invitaba al viento, la puerta ya estaba abierta,
ambos jugaban conmigo, como si fuera una persona sociable,
no disfrutaba la soledad, ahora jugaban conmigo,
quizás han de invitar más, una tercera que me lleve consigo.

Seguían pasando en vano, no miraban mi casa,
la pisaban, tiraban basura, nunca preguntaron mi historia,
el frío se estaba aburriendo y ya no jugaban conmigo,
me reprochaban por ser viejo y ser poco asertivo.

La tercera no venía a jugar, la tercera venía de viaje.
era más ruda que el frío y que el viento, aunque vestían similares trajes.

1 comentario:

Maria Trinidad dijo...

Wake me up when september ends ♪ Que blog cúl pau :D esta lendo; suerte ^^ Soy maru x)

Ja ne~